Evita averías conectando el aire acondicionado en invierno

Conectar el aire acondicionado en invierno puede alargar la vida del sistema de climatización de tu coche.La avería más común, que hace que más coches pasen por el taller en verano, consiste en problemas en el sistema de aire acondicionado. Estas suelen estar relacionadas con fugas de gas, obstrucciones en el circuito o problemas en el compresor.

Una manera sencilla de evitar estas averías, es conectar el aire durante el invierno. En cuanto a la frecuencia, existen variedad de opiniones según fabricantes, pero mínimo una vez al mes, deberíamos hacer uso de este sistema como una norma más de mantenimiento del vehículo.

aire acondicionado invierno

¿Cómo prevenir averías en el sistema de aire acondicionado?

1. Es importante accionarlo periódicamente, por unos minutos al menos, una vez a la semana, para que el sistema funcione y sea lubricado por aceite, evitando que se resequen los conductos por falta de uso.

2. Si durante el invierno no se ha utilizado, deberás ponerlo en funcionamiento muy lentamente, ya que tanto tiempo de inactividad puede propiciar que las juntas de unión de las tuberías y los componentes se resequen.

3. Mantener una limpieza correcta de todo el sistema de aire acondicionado. Debemos tener en cuenta que este sistema es muy complejo, por lo que recomendamos mantener limpio el radiador y verificar que  mangueras, conductos y líquido refrigerante están en buen estado. Elimina la basura acumulada en la base del parabrisas para evitar que se obstruya la entrada de aire exterior. 

4. Con la llegada del verano, comprobar el nivel de aceite del compresor y el estado de éste, realizar una limpieza exterior del radiador y del condensador con aire a presión y comprobar la carga de gas. Además, las fijaciones de los conductos deben verificarse cada 20.000 kilómetros.

 

Beneficios de utilizar el aire acondicionado en invierno.

Ya hemos nombrado que es muy aconsejable el conectar el aire acondicionado en invierno para alargar la vida del sistema de climatización del vehículo, pero existen otras razones por las que su uso en esta época del año, pueden ayudar a una conducción más eficiente. Es el caso del empañamiento de los cristales en invierno. Esto,  se produce por la diferencia de temperatura entre el aire del exterior y del interior.

La conexión del aire acondicionado es útil para reducir muy rápidamente el vaho que cubre las lunas de nuestro coche, como complemento a las lunetas térmicas y los difusores de aire orientados a las lunas traseras y delanteras, que ya nos permiten desempañarlas al toque de un botón.

Aprovechando la particularidad en el funcionamiento del aire acondicionado, el aire tendrá menos cantidad de agua en su interior al llegar al cristal, ya que habrá pasado por el evaporador.

Conectaremos el aire acondicionado y enviaremos hacia el cristal aire caliente. No es bueno hacerlo con la recirculación interior conectada porque lo único que conseguiremos es que el aire interior cada vez contenga más humedad procedente de la respiración y agravaremos el problema.

 

 



© LIZARTE - Polígono Agustinos, Calle B - 31013 Pamplona - Navarra - España
T +34 948 30 34 36 - F +34 948 30 34 22 - info@lizarte.com



Síguenos Compartir